LA MEJOR OPCIÓN

Solo tienes dos opciones. Estar constantemente lamentándote por la situación, perdiendo el tiempo en pensar en cuándo serán los exámenes, si serán en julio o en septiembre… O tienes la otra opción: